viernes, 11 de enero de 2008

Papeles

La mesa está llena de papeles. La luz de la lámpara es del olor de la madera y los rastros de pan se van transformando en la grafía tridimensional de la memoria. Los libros se acumulan en las cuatro esquinas. Su polvo es el llanto de un prisionero que no saldrá nunca de su cárcel de celulosa gastada. Los lápices, dispersos en la geología del tapete, se mueven de hoja en hoja, serpientes al acecho de la luz. El ordenador, en el centro, también se vuelve hoja. Y con él, la mesa: extensión calcificada de la palabra que la crea.

3 comentarios:

tetrabrik dijo...

salud, julio. un abrazo desde baires.

Euzculapio dijo...

De patudo.

La metáfora en demasia cansa cuando hay tiempo para leer, para esegurar un lenguaje mas amplio, a mi no me aburren tus textos, quiero leer mas, cantidad y menos metafora.

- Asi somos de narsicistas algunos.-

Lola Torres Bañuls dijo...

Bueno.

Julius la mesa está llena de papeles. Pero porqué no amplias el número de entradas. Queremos leerte.

Un abrazo.